Búsqueda
Registro
Instituciones
Página principal Residuos El manejo de los residuos Residuos orgánicos

Residuos orgánicos

Manejo de residuos orgánicosImpactos ambientales

residuos_rdb_5Son los restos de comida y jardín, como: pan, tortilla, huesos, cáscaras de huevo, frutas y verduras, café, pasto, ramas, flores, hojas, etc.

También se consideran orgánicos los residuos como servilletas, bolsitas y empaques de té, filtros de café y el papel de estraza (el de las bolsas de pan).

Entre 40% y 50% de los residuos de un hogar son orgánicos.
Fuente: Guía para la gestión integral de los residuos sólidos municipales. (2001).  México: Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales

Manejo de residuos orgánicos

¿Dónde los deposito?

organica2_paoDebes depositar los residuos orgánicos en un recipiente o bote exclusivo, separados del resto de los desechos.

¿Qué puedo hacer con ellos?

Puedes aprovechar los residuos orgánicos para hacer composta, un abono lleno de nutrientes para las plantas. Si no cuentas con un espacio semiabierto para elaborar la composta, entrega los residuos al camión recolector en una bolsa biodegradable.

¿Cómo hacer composta?

metodos-de-hacer-compostaEs muy fácil, sólo necesitas un espacio semiabierto y dedicar unos 20 minutos a la semana a esa práctica.

La composta, también conocida como humus, es el producto de la descomposición controlada de los residuos orgánicos. Se puede realizar en montículos sobre la tierra, cajones de madera o en botes composteros.

Con los residuos de la cocina y el jardín, intercala capas de materia orgánica seca y materia orgánica fresca. Es importante terminar siempre cubriendo con materia seca para evitar la atracción de fauna nociva.

Entendemos como materia fresca, los residuos generados en la cocina, como restos de vegetales, frutas, cáscaras de huevo, bolsitas de té, servilletas, residuos y filtros de café. Evita incluir huesos, grasas y lácteos.

materia-fresca

materiaseca

materia fresca materia seca

La materia seca se refiere a pasto y hojas secas, aserrín, tierra seca o paja, u otros similares

El compostaje es un proceso natural, donde intervienen microorganismos vivos que necesitan oxígeno para reproducirse y degradar la materia orgánica. Una vez a la semana airea la composta, revolviendo toda la materia para permitir la entrada de oxígeno; no olvides cubrir al final con materia seca.

Es muy importante que la composta tenga la humedad adecuada; para verificarlo, realiza esta sencilla prueba:

Toma un puño de composta y apriétala en tu mano; si se quiebra, está demasiado seca, por lo que deberás agregar un poco de agua; si por el contrario, se apelmaza, tiene exceso de humedad y, por lo mismo, deberás dejarla secar o agregar materia seca para equilibrar el contenido de agua. Cuando la composta tiene la humedad necesaria, regresa a su forma original como las esponjas.

Al cabo de 6 u 8 semanas, tendrás composta terminada y sabrás que está lista cuando esté de color café oscuro, tenga un olor agradable a tierra húmeda y textura de tierra negra o la llamada "tierra de monte".

composta-terminadaLa composta terminada es un excelente acondicionador orgánico, utilízala para nutrir tus plantas y hortalizas. Puedes cernirla con un colador para mejorar su consistencia.

Para mayor información, consulta en la página de la  Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la cápsula sobre cómo fabricar tu bote compostero.

Impactos ambientales

acolchadoCuando mezclamos los residuos orgánicos con los inorgánicos, se genera un líquido tóxico llamado lixiviado que, al penetrar al subsuelo, contamina ríos, lagos y mares.

Al producir composta, mejoramos la calidad del suelo y aportamos nutrientes para plantas y árboles. Además, contribuimos a alargar la vida útil de los tiraderos y rellenos sanitarios, y a reducir la contaminación por su transporte, pues reducimos el volumen de la basura que se confina en ellos.

La composta en las plantas y jardines ayuda a retener la humedad, con lo que se ahorra agua para riego.

Actualizado ( Lunes, 31 de Mayo de 2010 09:45 )