Búsqueda
Registro
Instituciones
Página principal Agua Recolección, recliclado y reuso de agua Aguas grises

Aprovechamiento de aguas grises

Uso de las aguas grises en el hogar
Tecnologías
Usos de las aguas grises
Cómo instalo un sistema de aguas grises en mi casa

regadera_rdb_5Al agua residual de uso doméstico que no contiene desechos humanos se le conoce como agua gris. Esta distinción se hace, entre otras cosas, porque  puede ser aprovechada para actividades que no requieren de agua de calidad potable.

Sin embargo, el sistema de drenaje típico en los hogares desecha toda el agua directamente al drenaje junto con las aguas negras, contaminando así las aguas grises e impidiendo su posible aprovechamiento.

Una iniciativa importante en el ahorro de agua consiste precisamente en el reuso de aguas grises en los hogares.

Las aguas grises representan entre el 50% y el 80% de las aguas residuales residenciales, y pueden ser aprovechadas para evacuar inodoros, regar jardines o realizar la limpieza de ciertas áreas.

La recolección de aguas grises puede ser hecha desde una manera muy sencilla (por ejemplo, recolectando el agua que sale de la regadera mientras se espera a que esta se caliente) hasta de una manera muy sofisticada, con la instalación de sistemas automáticos de recolección y reuso.

Al aprovechar las aguas grises se reduce la demanda de agua potable, con todas las consecuencias positivas que esto tiene para el ambiente y la sociedad.

Uso de aguas grises en el hogar

Toda el agua que sale de la casa, excepto la de los escusados o la que contiene desechos humanos, como la utilizada para lavar pañales, se conoce como agua gris. Ésta incluye la que proviene de la tarja, cocina, regadera, lavabo y lavadora.

Comprende entre 50 y 80% de las aguas residuales residenciales y se puede usar para otras actividades que no requieren agua de calidad potable.

El agua del escusado, y toda la que contiene residuos sanitarios, se conoce como agua negra.
Si las aguas grises se reutilizan en el hogar, se reduce la demanda de la potable y la cantidad de aguas residuales que salen del hogar.

Debido a que la demanda de agua crece constantemente, es necesario invertir en enormes proyectos de infraestructura, tanto para su distribución en las áreas residenciales, como para su tratamiento al entrar y salir de las casas. Para evitar estos altos costos, es preciso aprovechar el agua al máximo y reducir nuestra demanda personal.

Ventajas de la utilización de aguas grises

  • Menor consumo de agua potable. El agua gris puede reemplazar al agua potable fresca para muchos usos en el hogar. Esto le ahorra dinero a los municipios en costos de distribución, mantenimiento, tratamiento e infraestructura, y aumenta el suministro efectivo en muchos casos.
  • Menor estrés sobre fuentes naturales de agua. Al reducir la demanda de agua, disminuye la extracción de los sistemas naturales y así se evita la degradación ambiental.
  • Menor cantidad de aguas residuales que necesitan ser tratadas en los municipios o en los tanques sépticos. El uso de aguas grises aumenta el ciclo de vida y la capacidad de los tanques sépticos.
  • Ahorro de energía y químicos en el tratamiento. Si se aprovechan las aguas grises en el hogar, se bombea menos agua y también es un incentivo para reducir el uso de productos contaminantes, como detergentes; además, será menor la cantidad que necesita tratamiento (tanto al entrar como al salir del hogar).
  • Aprovechamiento en el jardín y áreas verdes. Si aprovechas el agua gris en tu casa, puedes mantener verde tu jardín, aunque vivas en regiones secas o sean tiempos de sequía.

Precauciones

Consideraciones para la salud:

  • Contacto. Cuando se trabaja con aguas grises es importante usar guantes. La tubería y las mangueras del sistema de aguas grises o las cubetas y regaderas que se usan para su manejo deben estar correctamente etiquetadas.
  • Microorganismos en el aire. Las aguas grises nunca se deben de aplicar con sistemas de aspersión, pues algunos microorganismos pueden quedar suspendidos en el aire y ser aspirados por humanos.
  • Microorganismos dañinos en las plantas. La aplicación directa de agua gris sin tratamiento sobre las hojas puede dejar microorganismos dañinos en las plantas. Por esta razón es preferible evitar regar con aguas grises áreas grandes de pasto, frutas o verduras que se consumen crudas. Cuando se usan aguas grises es mejor regar directamente en la tierra. El agua gris se puede usar para los árboles frutales si se aplica directamente sobre la base de estos.
  • Contaminación de las aguas superficiales. Si las aguas grises no se filtran a través de la tierra, pueden contaminar cuerpos de agua fresca cercanos. Por esto se debe evitar el escurrimiento directo de estas aguas a los ríos y lagos.
  • Contaminación química en las aguas grises. La purificación biológica no remueve toxinas industriales (p.ej. provenientes de productos de limpieza). Éstas son absorbidas por las plantas y la tierra, y penetran hacia los acuíferos, contaminándolos. Muchos productos de limpieza caseros no son adecuados para ser introducidos a la naturaleza y es mejor dejarlos ir con las aguas negras. Consumo. Las aguas grises nunca se deben de beber. Se deben mantener en un lugar alejado de los niños y las mascotas, para evitar su contacto.
  • Almacenamiento. Nunca se debe de almacenar aguas grises por más de 24 horas, pues las bacterias se reproducen rápidamente y pueden llegar a ser un riesgo para la salud.

Otras consideraciones:

  • El agua del lavavajillas no debe usarse como aguas grises para riego, pues los detergentes son demasiado agresivos para las plantas. El agua del lavado manual de trastes se puede usar si tiene poco detergente y poca grasa.

Tecnologías

Si bien hay maneras sencillas y económicas de colectar el agua gris, también hay sistemas sofisticados que se pueden instalar en las casas. Éstos separan automáticamente las aguas grises de las aguas negras y las almacenan para sus distintos usos en el hogar.

En México, los sistemas automatizados no son comunes, pero en países como Australia, en donde el agua es muy escasa, es una práctica estándar.

La tecnología adecuada para el uso de sistemas de agua gris depende del contexto en el que se instala. La más apropiada para un lugar determinado depende de factores como el clima, las regulaciones locales, las condiciones en el suelo, entre otros. Por otro lado, si se quiere aprovechar este recurso hay maneras fáciles y económicas de hacerlo.

Distribución manual

La manera más económica y sencilla de reusar aguas grises es recoger el agua manualmente y aprovecharla en el jardín. Sólo se necesitan unas cubetas u otros recipientes y nuestra disposición para reutilizar la mayor cantidad posible. Recuerda lavarte las manos siempre que termines de trabajar con aguas grises y, de preferencia, usar guantes.

Algunas ideas para reusar y distribuir manualmente son:

  • tarja_rec_rdb_2Recolecta el agua que sale de los lavabos y las regaderas mientras esperas que salga caliente, para regar el jardín, evacuar el WC y para el aseo general de la casa.
  • Cuando lavas las frutas y verduras, hazlo en un recipiente y vuelve a usar esa agua para regar las plantas.
  • El agua que sale de la lavadora se puede recolectar en cubetas y usar en el jardín y áreas exteriores e, incluso, para trapear pisos.
  • Cuando Cuando distribuyes aguas grises manualmente, dale prioridad a las de mejor calidad. Primero, utiliza el agua de la regadera que recoges mientras se calienta, después, la del lavado de verduras, por último, el agua de la lavadora (la del enjuague).
  • Siempre es mejor darle prioridad al agua de mejor calidad para ciertos usos. Por ejemplo, el agua recolectada de la lavadora es mejor usarla en el baño que en el jardín.

Distribución con un sistema de separación de aguas grises

En algunos países se comercializan equipos para automatizar la separación de las aguas grises de las aguas negras, tratarlas y redistribuirlas por la casa.

La mayor dificultad en un sistema de agua gris es separar las aguas negras del resto de las aguas residuales. Los sistemas automatizados requieren de tratamiento con filtros y desinfección, y de bombas para su distribución; la instalación y el mantenimiento de estos sistemas es costoso y laborioso.

Recolección del agua de la lavadora

En algunos casos, el agua que sale de la lavadora se puede redirigir, ya sea para su recolección manual o para su almacenamiento (temporal) y uso posterior. Ésta es una fuente excelente de agua que tiene calidad suficiente para varios usos en el hogar.

Para optimizar el uso de esta agua en el jardín, busca detergentes bajos en fósforos que sean biodegradables y, de preferencia, ecológicos. Hay que cuidar que el agua de la lavadora no esté muy caliente cuando se riegue el jardín.

Usos de las aguas grises

El agua gris se puede usar para evacuar el inodoro. Si no ha sido tratada, se debe echar directamente en la taza del baño, pues en el tanque puede causar daños al sistema y propiciar la acumulación nociva de bacterias.

Los sistemas que recirculan automáticamente el agua gris de la casa a los escusados son muy complejos y requieren forzosamente de un tratamiento previo.

Áreas verdes

El lugar óptimo para reusar las aguas grises es el jardín. Si el agua se distribuye manualmente, no es necesario tratarla previamente. Al permear a través de la tierra, ésta funciona como un filtro natural y las plantas aprovechan varios de los componentes de las aguas grises. Algunas de las recomendaciones más importantes para su aprovechamiento son:

  • Nunca se deben regar áreas grandes de pasto con aguas grises sin tratar, pues se pueden quedar bacterias en la superficie. Evita usarlas sobre frutas o verduras que se consumen crudas.
  • Las plantas que prefieren condiciones ácidas en el suelo no las toleran.
  • Cuando se usan, es mejor aplicar el agua directamente en la tierra.
  • Se pueden usar para los árboles frutales si se aplican directamente sobre las bases de estos.
  • Son difíciles de distribuir en sistemas de riego por goteo, pues contienen sólidos suspendidos que tapan los sistemas. La alternativa más eficiente es regar a mano, aunque se debe evitar el contacto con el agua sucia.
  • Busca productos que sean adecuados para el reuso de aguas grises. Algunos productos pueden contener toxinas que son absorbidas por las plantas. Muchos productos de limpieza caseros no son adecuados para ser introducidos a la naturaleza, y es mejor dejarlos ir con las aguas negras.
  • Si tus plantas dejan de tener apariencia sana o tu jardín empieza a oler mal, suspende el uso de aguas grises.
  • Usa menos fertilizante cuando riegas tus plantas con aguas grises, pues generalmente éstas son ricas en los nutrientes que contienen los fertilizantes.
  • Riega con aguas grises en tiempos de sequía, y aplica sólo la cantidad necesaria de agua que requiere la planta.

Cómo instalo un sistema de aguas grises en mi casa

Para la recolección y el uso manual sólo se necesitan algunos recipientes y cubetas. Esta opción es claramente la más económica: se colecta el agua de la regadera, lavadora y tarja, y se aprovecha en el jardín, inodoros y otros usos del hogar que no requieren calidad de agua potable.

En México no son muy comunes los sistemas automáticos de separación de aguas grises. Si estás pensando en instalar un sistema de este tipo en tu casa, algunas consideraciones importantes son:

  • Debes disponer de un espacio suficiente para la ubicación de los tanques de almacenamiento y tratamiento. Además, se tienen que instalar tuberías especiales para aguas grises, pues no se pueden usar las existentes para agua potable y aguas negras.
  • El tamaño de los tanques tiene que ser adecuado para mantener un balance entre el suministro y la demanda de aguas grises en tu hogar.
  • Es importante distinguir la tubería que contiene agua gris de la del agua potable y la de las aguas negras.
  • En algunos casos el agua gris es recolectada en un nivel bajo y debe ser bombeada a los niveles en donde será usada (por ejemplo, a los baños, para abastecer los tanques del WC).
  • El agua gris debe ser desinfectada para controlar el crecimiento de bacterias, en sistemas automáticos.

Limitaciones

  • Los sistemas de aguas grises que usan bombas requieren de mantenimiento frecuente. Las bombas de estos sistemas son grandes consumidores de energía, requieren filtros y limpieza constante.
  • El agua gris no debe almacenarse por más de 24 horas, de lo contrario, desarrolla niveles bacterianos similares a los de las aguas negras que pueden ser nocivos para la salud. Por esta misma razón, los tanques de aguas grises no son muy grandes: el estándar internacional es de 200 litros como máximo para áreas residenciales. Están diseñados para ser drenados completamente cada 24 horas, ya sea encima de la tierra si el agua puede ser absorbida, o de vuelta al drenaje con las aguas negras.
  • La instalación de tecnología de reuso de agua gris en los hogares, junto con su mantenimiento, puede ser costoso y el ahorro en términos de dinero será pequeño.
  • La distribución manual de aguas grises es un trabajo físico intensivo.
  • Los diseños de distribución de agua potable no siempre funcionan para las aguas grises. Éstas tienen sólidos suspendidos que pueden tapar los sistemas diseñados para agua potable.

Actualizado ( Lunes, 31 de Mayo de 2010 09:09 )